El trasplante parcial de la córnea  es uno de los principales avances que permite restablecer esta estructura, cuando está afectada por enfermedades o lesiones graves.

.

El trasplante de córnea es un tratamiento quirúrgico que se realiza en pacientes que han sufrido daños en esta zona ocular, ya sea debido a un accidente o a enfermedades que causan ciertas opacidades o alteraciones en su forma, como los casos severos de queratocono. En este sentido, uno de los principales objetivos de esta intervención es recuperar o mejorar la visión del paciente y, para ello, se trasplanta total o parcialmente la córnea dañada cambiándola por una sana.

Son varias las técnicas quirúrgicas que se pueden llevar a cabo para trasplantar la córnea, tomando en cuenta que se puede reemplazar la parte anterior o la parte posterior, según el caso de cada paciente. Una de las técnicas más comunes es DMEK (trasplante endotelial de membrana de Descemet). No obstante, es importante recalcar que: No todos los pacientes son candidatos a este tipo de intervención, es necesario hacer un estudio oftalmológico previo y valorar si es la mejor opción.

Una de las grandes ventajas de DMEK es que es una técnica menos invasiva, el tiempo de recuperación del paciente es más corto y hay menos complicaciones posoperatorias, tras la cirugía y a largo plazo.

Una cirugía segura

En Grupo Aldai creemos firmemente la importancia de ponerse en manos de un oftalmólogo especializado en este tipo de procedimientos para que en caso de complicaciones, estas sean lo menos riesgosas.

 

#NuestroEnfoqueLaVisión

Déjanos saber tu opinión en los comentarios.

 

 

 Fuente: IMO