A continuación presentamos una segunda edición de las confusiones o mitos  falsos que son comunes en la oftalmología.

¡Empecemos!

1. Utilizar dispositivos móviles y ver la televisión daña la vista.

La tecnología está constantemente presente en nuestro día a día y, por esta razón, no es extraño que se discuta sobre cómo de perjudicial puede resultar para la visión.

Más que renunciar a móviles, tabletas u otras pantallas, la clave está en hacer un uso controlado. No es cierto que produzcan daños graves e irreversibles en la visión, pero sí debemos tener en cuenta que un abuso comporta más fatiga visual y que utilizar estos dispositivos demasiadas horas, durante muchos años (sobre todo, en edades tempranas), puede incrementar la progresión de la miopía.

 

2. Realizar esfuerzos físicos puede provocar un desprendimiento de retina

En los inicios de la cirugía del desprendimiento de retina (hace alrededor de 80 años) se indicaba el reposo como una condición esencial para que la retina recuperase su posición. Este concepto ha perdurado hasta hoy y ha influido en la existencia de distintos mitos en torno a la patología, aunque las técnicas y los avances actuales no requieren generalmente restricciones de posicionamiento ni impiden al paciente realizar esfuerzos físicos. De ahí que levantar pesos o practicar ciertos deportes no solo no repercuta negativamente en la evolución postquirúrgica del desprendimiento de retina, sino que tampoco puede considerarse un detonante que lo cause.

 

#NuestroEnfoqueLaVisión

Déjanos saber tu opinión en los comentarios.