En esta entrada del blog te presentamos algunas de las confusiones más comunes en relación a la cirugía de catarata y el estrabismo.

¡Empecemos!

1. Los pacientes con cirugía refractiva no pueden operarse de catarata

La cirugía refractiva láser actúa sobre la córnea para modificar su curvatura, por lo que no impide que posteriormente pueda llevarse a cabo una operación de catarata sobre el cristalino (implantando una lente dentro del ojo que lo sustituye). Pensar que ambas intervenciones quirúrgicas son incompatibles no tiene ningún fundamento.

2. El estrabismo no se puede operar en edad adulta

Muchos pacientes con estrabismo desde la infancia piensan que este problema ya no tiene solución cuando son adultos. Nada más lejos de la realidad, puesto que la desviación ocular puede operarse a cualquier edad con una tasa de éxito superior al 99%.

3. Los lentes intraoculares requieren un mantenimiento periódico

A pesar de que la cirugía de catarata es una de las más comunes, aún existen muchos mitos a su alrededor. Uno de ellos es que la lente intraocular que se implanta en la operación debe sacarse cada cierto tiempo porque se tiene que limpiar.

En algunos pacientes puede ocurrir que, meses o años después de la intervención, se opacifique la cápsula posterior del ojo donde está alojada la lente, de modo que parece que se ha “ensuciado”. No obstante, la limpieza se realiza con un tratamiento láser en consulta, indoloro para el paciente, que no requiere extraer la lente. Salvo que se produzca algún problema específico, esta permanece estable dentro del ojo, sin riesgo de moverse, y dura toda la vida.

Déjanos saber algún otro mito oftalmológico en tu experiencia profesional

 

 

#NuestroEnfoqueLaVisión

Grupo Aldai | Tienda online de consumibles oftalmológicos en México.