Las enfermedades relacionadas con la retina son una de las principales causas de ceguera en el mundo. El objetivo de conmemorar el día Mundial de la Retina, es concientizar a la población sobre este tipo de enfermedades oftalmológicas que, en muchos casos, con una actuación temprana o preventiva se ayuda a evitar complicaciones o, al menos, minimizarlas.

Las patologías de la retina pueden afectar a la vista con diferentes grados de severidad, y pueden ser adquiridos o heredados:

  • Retinopatía diabética: la diabetes hace que los capilares que irrigan la retina pierdan líquido dentro o debajo de la retina, lo que provoca hinchazón y visión distorsionada.
  • Desgarro de la retina: cuando el vítreo gelatinoso dentro del ojo se contrae, puede tirar de la retina y, a veces, esto puede causar un desgarro.
  • Desprendimiento de retina: trastorno en el que la retina se afloja y se desprende del tejido que se encuentra debajo. Por lo general, se produce cuando el líquido pasa a través de una rotura retiniana.
  • Retinosis pigmentaria: conjunto de patologías oculares degenerativas y hereditarias, caracterizadas por una pérdida lenta y progresiva de la visión.
  • Degeneración macular (DMAE): deterioro de la mácula relacionada con la edad, bastante común a partir de los 60 años. La mácula es la parte del ojo encargada de proporcionarnos una visión clara.
  • Agujero macular: rotura en la mácula, tal vez causada por un traumatismo o tracción entre la retina y el vítreo. 

    Y tú, ¿ya te hiciste un exámen oftalmológico?

    #NuestroEnfoqueLaVisión